Hoy hace 20 años que hice mi primera comunión. De aquel día pocas cosas recuerdo, pero si que hay unas palabras que se me quedaron grabadas del sermón final: “Puede que os hayan hecho muchos regalos. Regalos que con el tiempo se estropearán o perderéis. Solo uno de ellos durará para toda la vida. Ese regalo es el amor de Dios”.

Yo solo sé que después de 20 años no creo en Dios y la SEGA Mega Drive sigue funcionando.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s